Consejos para eliminar los pensamientos negativos sobre tu persona

¡Sucede que a veces tú eres tu peor crítico! Sabes motivar a otros e inspirarles con tu amabilidad y apoyo. Sin embargo en tu mente puede suceder algo muy distinto. Ahí adentro, te topas con tus propios deseos, esperanzas y temores. Estos pensamientos y emociones te mueven a actuar y lograr la excelencia en tu vida.Pero las expectativas que tienes sobre ti mismo también pueden obstaculizarte con pensamientos negativos sobre tu persona. Los pensamientos que tienes, ¿son positivos o negativos? ¿Te echas porras o te das de palos? Nuestro deseo por alcanzar la perfección es algo bueno y que no debemos ignorar. Por eso, si constantemente tú sola te atacas y caes en la autocrítica constante en vez de motivarte, pon a prueba los siguientes consejos; te podrían ayudar en cómo te hablas internamente.

1. Identifica lo positivo. Tal vez tiendas a enfocarte en los eventos negativos del día o en las metas que no alcanzaste. En vez de pensar solo en lo malo, piensa en cosas positivas que te sucedieron en el día, sin importar lo pequeñas que sean. 

2. Deja de echarte la culpa. Cuando pasa algo negativo, tal vez tengas el impulso de echarte la culpa. Por la razón que sea, tal vez has adquirido el mal hábito de culparte por todo lo malo que sucede a tu alrededor. Esto no significa que todo lo que hiciste fue maravilloso, pero reflexiona en lo sucedido y se tan justo contigo mismo como lo eres con los demás.

3. Acepta lo que no sabes. En tu esfuerzo por prepararte, puede que siempre imagines el peor escenario posible. Si bien es importante siempre estar preparados, ese afán puede hacer que te preocupes más de la cuenta. Si te es difícil dejar de preocuparte y solo piensas en lo peor, es hora de dar un paso atrás. Acepta que no sabes lo que va a suceder y piensa qué tanto tus miedos son los que alimentan
tu preocupación. Sé paciente contigo mismo, como lo serías con
un amigo.

4. Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Es maravilloso dar lo mejor de ti mismo, pero si crees que porque algo no te salió perfecto eres un fracaso, te vas a hacer la vida de cuadritos. ¡Si tu filosofía de vida es “todo o nada”, va a vivir sumido en el estrés! Además de que esta actitud es contagiosa, no es realista. Imagínate a ti mismo cuando eras niño o piensa en un buena amigo. ¿Qué pensamientos tienes sobre tu persona? Tu voz interna, ¿es la de un amigo o la de un capataz? Si es la de un amigo, vas por buen camino.

Cambiar de actitud no es solo cuestión de sentir bonito. Diversos estudios científicos realizados por organizaciones como la Clínica Mayo han encontrado que cuando la gente cambia sus pensamientos de negativos a positivos los efectos en sus salud pueden ser notables. Debido a que la reducción en los niveles de estrés son significativos, la Clínica Mayo apunta que los beneficios de los pensamientos positivos incluyen una vida más larga, mayor resistencia a los resfriados, mejor salud cardiovascular, así como un mejor estado de ánimo y mayor salud mental. ¡Así que empieza a cambiar la forma en que te hablas a ti mismo, y disfruta de una vida más larga!

¡Así que empieza a cambiar la forma en que te hablas a ti mismo, y disfruta de una vida más larga!